México es uno de los destinos más fascinantes que existen en el mundo entero. Hace ya demasiados años que le dedicamos tres semanas y la verdad es que ya estamos deseando regresar. Acompañados esta vez de Marc e Iris, que en aquella primera ocasión no habían llegado al mundo.

Hoy os hablaremos de 5 de los destinos que merece la pena incluir en un viaje a México.

RIVIERA MAYA

La Riviera Maya es, en sí mismo, un destino al que merece la pena dedicar varios días. Además, se pueden conseguir paquetes de vacaciones en Riviera Maya a muy buen precio, que os permitirán disfrutar de las muchas playas de la región, pero también de algunas de los yacimientos mayas más curiosos, como Tulum, de varios cenotes o de la Reserva natural de Sian Kaan, uno de los espacios naturales más interesantes de México.

Existe la posibilidad de optar por un Viaje a Riviera Maya todo incluido, pero también en otros regímenes que os permitan mayor libertad.

MÉXICO DF

Desde luego, la capital federal no debería faltar en cualquier viaje a México. Deberéis dedicar un mínimo de tres o cuatro días y esto será para conocer solo lo esencial.

Entre los lugares imprescindibles de no os debéis perder en Ciudad de México destaca el centro histórico con la Plaza del Zócalo y la Catedral, el Barrio de Coyoacán donde vais a poder conocer la Casa-Museo de Frida Kalho, la Basílica de Guadalupe (la vieja y la nueva) o el Lago de Xochimilco, uno de los lugares preferidos donde los lugareños pasan los fines de semana.

Eso sí, deberéis dedicar una mañana entera a disfrutar de uno de los más importantes museos de arqueología del mundo entero y el número uno en arte precolombino: el Museo Nacional de Antropología.

TEOTIHUACÁN

Tampoco se entendería un primer viaje a México sin conocer el yacimiento arqueológico de Teotihuacán, sin duda uno de los más importantes de Mesoamérica, y situado a solamente unos cincuenta kilómetros de la capital federal.

Teotihuacán fue una de las ciudades más importantes de América durante la época precolombina. En su mejor momento, allá por el siglo VI y VII, se dice que ocupaba una superficie mayor a veinte kilómetros cuadrados y que acogía a más de 100.000 habitantes (algunas fuentes hablan de hasta 200.000 habitantes).

Entre los lugares imprescindibles que ver en Teotihuacán destacan fundamentalmente las dos pirámides: la del Sol y la de la Luna. La Pirámide del Sol es la mayor, con 225 metros de lado y 63 de alto. Aunque mucho más baja que las Pirámides de Giza de Egipto, la verdad es que resulta igualmente impresionante.

PENÍNSULA DEL YUCATÁN

Otro de los destinos más interesantes de México es el de la Península del Yucatán. Además, se puede visitar fácilmente desde Riviera Maya, ya que esta zona costera forma parte de la Península del Yucatán.

Aquí encontramos algunos de los más importantes recintos que nos recuerdan el paso de la cultura maya por estas tierras. El más famoso de todos es, quizá, el de Chichen Itzá, con su pirámide casi perfecta. Pero no menos interesantes resultan las ruinas de Cobá o las de Uxmal, el más importante de los yacimientos de la conocida como Ruta Puuc.

Entre las ciudades que no os podéis perder en Yucatán destaca especialmente la capital Mérida, pero también la encantadora Valladolid. También aquí tendréis oportunidad de bañaros en muchos cenotes. Nosotros nos bañamos en el cenote Dzibilchaltún, muy cerca de Mérida, pero las posibilidades son muchas, como los cenotes de Homún o el Cenote Ik Kil, situado muy cerca de Chichen Itzá.

Y a medio camino entre Mérida y Chichen Itzá, merece la pena desviarse unos kilómetros para visitar el Convento de San Antonio de Padua en Izamal, edificado en el siglo XVI.

CHIAPAS

Y termino esta pequeña lista de lugares que hay que visitar en un primer viaje a México, con el que es uno de nuestros favoritos: el Estado de Chiapas.

Se trata de una de las zonas con mayor densidad de población indígena de México. No es extraño, por tanto, que la Revolución Zapatista de 1994 tuviera su origen en este estado.

Aquí podemos visitar también varios yacimientos mayas, incluido Palenque, que es uno de los más espectaculares que hay en México. Pero también ciudades con mucho encanto, como San Cristóbal de las Casas o pueblos encantadores como Zinacantán o San Juan Chamula, cuya iglesia es una de las más peculiares del país y ejemplo de sincretismo entre el cristianismo y las creencias precolombinas (nos recuerda mucho a la iglesia de Chichicastenango, en Guatemala).

También algunos de los espacios naturales más bellos que ver en México los encontramos en Chiapas. Entre nuestros favoritos, el Cañón del Sumidero, la cascada Misolha o las Cascadas de Agua Azul. No menos espectacular resulta realizar una excursión por la selva lacandona, donde además de conocer la población local, también podemos disfrutar de algunas de las ruinas mayas menos masificadas, como Bonampak o Yaxchilán.

Estas son solo cinco de las regiones más interesantes que ver en México, un país que merece no solo uno, sino muchos viajes.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.