Que ver en Parma

A menudo, visitar Parma no entra entre las prioridades de los viajeros que se acercan por vez primera a la región de la Emilia Romaña italiana, atraídos por ciudades como Módena, Ferrara o Bolonia, incluidas todas ellas en la lista del Patrimonio Mundial.

Sin embargo, una visita por los lugares más relevantes que ver en Parma, nos revela que se trata de una de las poblaciones más interesantes del norte de Italia y que bien merece disfrutarla pausadamente.

Si vais a visitar Parma os puede interesar:
Mirar si hay algún Free Tour vigente.
Mirar las distintas excursiones para visitar fábricas de jamón o queso parmesano.

Aunque se sabe de la existencia de una población estable desde incluso antes de la época romana, la mayoría de lugares de interés de la ciudad hacen referencia a la época medieval, incluidas la Catedral y el Baptisterio, y la época en que el Ducado de Parma la convirtió en un pequeño estado dentro de la Península Italiana, entre 1545 y 1860.

Un ducado que fue ostentado durante un largo periodo por la Casa de Borbón (como lo es, en realidad, en la actualidad), pero también por la Casa de Habsburgo, en tiempos de María Luisa de Austria, que era hija del Emperador Francisco I.

En este artículo os vamos a presentar los lugares imprescindibles que ver en Parma, además de una pequeña guía sobre la ciudad, con recomendaciones sobre dónde dormir o comer.

Qué ver en Parma

Qué ver en Parma

CÓMO LLEGAR A PARMA

Nosotros llegamos a Parma desde Bolonia, en tren regional. Hay varios trenes cada hora, el recorrido dura una hora y cuesta 7.40 euros por trayecto.

La estación de trenes de Parma se ubica a unos quince minutos de la Plaza de la Catedral, epicentro de la ciudad antigua. Todos los lugares que ver en Parma están a poca distancia de la Catedral.

Visitar Parma en 1 día

DÓNDE DORMIR EN PARMA

PALAZZO DELLA ROSA PRATI. Tuvimos la suerte de alojarnos en un precioso palacete situado frente al baptisterio, cuyos orígenes debemos encontrarlos en el siglo XIII, aunque ha llegado a nuestros días con las reformas efectuadas en el siglo XVII.

Desde el siglo XV, el palacio pertenece a los Prati, familia nobiliaria que siguen ostentando la propiedad, como Della Rosa Prati, y que sigue viviendo en esta preciosa mansión.

Los apartamentos del Palazzo della Rosa Prati son en la actualidad uno de los establecimientos con más encanto de Parma, a modo de Hotel Boutique y, además, está situado en una localización envidiable, en la misma plaza de la Catedral.

Donde dormir en Parma

Donde dormir en Parma

Donde dormir en Parma

Donde dormir en Parma

QUÉ VER EN PARMA EN 1 DÍA.

Aquí tenéis el mapa con los lugares imprescindibles que ver en Parma en 1 día.

PIAZZA DEL DUOMO

La Piazza del Duomo (es decir, la Plaza de la Catedral) es el centro histórico y medieval de la ciudad y la más bella que ver en Parma. Además, se trata de un espacio peatonal, lo que lo convierte en un lugar especialmente atractivo.

La Plaza de la Catedral mantiene la atmósfera medieval de antaño. Además de la Catedral con su campanario, aquí encontramos el maravilloso baptisterio del que ahora os hablaré, el Palacio Episcopal, cuya fachada principal queda enfrente de la occidental de la Catedral.

Plaza del Duomo de Parma

En un rincón queda el Museo Episcopal, que no visitaremos, y frente a la baptisterio, el Palazzo dalla Rosa Prati, un palacio con mucha historia y convertido ahora en un hotel boutique precioso, que es donde nos hemos alojado.

Palacio Episcopal de Parma

CATEDRAL DE PARMA

La Catedral o Duomo es el edificio religioso más importante que ver en Parma. Cuando uno piensa en las más bellas catedrales de Italia, probablemente no sea Parma de las primeras que le vienen a la cabeza. Y os aseguro que esta catedral es una maravilla. Y además, es de visita gratuita.

Catedral de Parma

La Catedral de Parma es un templo básicamente románico construido a partir del siglo XI, aunque tuvo que ser remodelada ampliamente durante el siglo XII, después de que quedara muy afectada en un terremoto.

La fachada occidental es del siglo XII, aunque los dos grandes leones de mármol de la entrada principal son ya de finales del XIII.

Su interior es una maravilla, con planta de cruz latina y tres naves. Tanto la bóveda como la cúpula esta ornamentada por completa. Esta última, con la representación de la Asunción de la Virgen, lleva la firma de Corregio, uno de los pintores italianos más importantes del siglo XVI y del que iremos siguiendo su huella en varios de los monumentos más importantes que ver en Parma.

Entre las capillas laterales, merece la pena destacar la Capilla Valeri y la Capilla de los Comune, ambas ornamentadas con frescos.

Cúpula Catedral de Parma

Catedral de Parma

Catedral de Parma

Catedral de Parma

 

BAPTISTERIO DE PARMA

Otro de los monumentos imprescindibles que ver en Parma y quizá el más interesante de todos. Se trata de un baptisterio que queda separado de la catedral, en un edificio aparte, como en Pisa o Florencia.

En este caso, se trata de un baptisterio de planta octogonal, altísimo y construido con mármol rosa de Verona a partir de finales del siglo XII. Al parecer lleva la firma de Benedetto Antelami, que era también escultor.

Se accede al interior por una de las tres portaladas existentes, cuyos lunetos están esculpidos mostrando escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Y lo que nos encontramos en el interior es una verdadera maravilla. El octógono exterior se convierte en un espacio con doce lados (cada uno, dispuesto en forma de nicho) completamente ornamentados con frescos y pinturas de los siglos XIII y XIV. Aunque para visitar el baptisterio hay que pagar entrada y además no es barata, os aseguro que merece la pena.

Baptisterio de Parma

Baptisterio de Parma
Baptisterio de Parma

Baptisterio de Parma
La cúpula está igualmente pintada, representando un complejo programa iconográfico donde no faltan Jesucristo y la Virgen María, los doce apóstoles, los evangelistas.

Además, en el interior del Baptisterio de Roma encontramos doce esculturas de Antelami, que representan el Ciclo de los Meses y que están consideradas como la obra maestra del arquitecto de este lugar tan fascinante.

Baptisterio de Parma

Baptisterio de Parma

IGLESIA DE SAN JUAN EVANGELISTA

Dejamos la catedral para acercarnos a otra de las iglesias que hay que ver en Parma de forma obligada. Me refiero a la Iglesia de San Juan Evangelista, que queda en la placeta situada por detrás de la catedral. Llegamos en cinco minutos.

Nos acercamos hasta aquí ya no por edificio en si mismo (que por supuesto también merece la pena), si no también porque la cúpula de la iglesia lleva también la firma de Correggio. Representa el Tránsito de la San Juan.

También varias de las capillas de la izquierda de la nave fueron ornamentadas por Correggio. Está todo indicado. Otras llevan la firma del Parmigianino, el pintor que es conocido con el nombre de la ciudad pues aquí nació a principios del XVI y cuyo nombre real era Girolamo Francesco Maria Mazzola.

Qué ver en Parma

San Giovanni Parma

San Giovanni Parma

MONASTERIO DE SAN JUAN EVANGELISTA

En la misma plaza encontramos el monasterio homónimo. De hecho, la iglesia es el templo monástico.

Merece la pena echar un vistazo a este monasterio benedictino que dispone de varios claustros (al menos recorrimos tres), algunos de ellos ornamentados con restos de frescos de Corregio, y sobre todo de una preciosa biblioteca monástica que se ubica en el primer piso.

San Giovanni Parma
Esta estancia compuesta por tres naves, es de finales del siglo XV y fue ornamentada al fresco entre 1585 y 1575. Lleva la firma del monje dominico y abad del monasterio, Stefano Cattaneo da Novara.

Biblioteca San Giovanni Parma

Biblioteca San Giovanni Parma

CAMERA DI SAN PAOLO, OTRO DE LOS LUGARES DE CORREGIO QUE VER EN PARMA

La obra de Correggio nos lleva ahora a la Camera de San Paolo, sita en un monasterio benedictino que se ubica a cinco minutos a pie de la Catedral de Parma.

Lo que se visita son las que fueran las estancias de la Abadesa Giovanna de Piacenza, de las que dos merecen especial atención. La primera fue decorada por Alessandro Araldi a principios del siglo XVI y se inspira en la pintura romana de la época. Incluye lunetos que muestran escenas bíblicas.

Camara de San Paolo Parma

La segunda estancia, es la conocida como Camera di San Paolo y era la habitación de la Abadesa. La bóveda que se cierra como si de un paraguas se tratara fue decorada por Corregio, con abundancia de querubines y de escenas mitológicas. En la chimenea, Diana domina la escena.

Camara de San Paolo Parma
Camara de San Paolo Parma

Camara de San Paolo Parma

PALAZZO DELLA PILOTTA

Otro de los lugares que ver en Parma de forma obligada es el Palazzo della Pilotta, también llamado Complesso della Pilotta.

Recibe este nombre porque parece que en la época en que Parma estaba defendida por soldados españoles, era aquí donde se entretenían jugando a la pelota.

La cuestión es que este enorme complejo fue construido por Octavio Farnese, segundo Duque de Parma, a finales de siglo XVI. Aunque incialmente solo se trataba de algo así como un almacén, el desarrollo final lo llevo a convertirse en un palacio residencial que incluida decenas de estancias, establos y hasta un teatro que es ahora una de las más importantes atracciones que ver en Parma.

En la actualidad, el Palazzo della Pilotta es la sede de varios museos, incluido el de Arqueología que no visitamos y la Galería Nacional, que está comprendida en el recorrido básico. Además es la sede de la biblioteca palatina y del Teatro Farnese, que es lo primero que se visita.

TEATRO FARNESE, EL EDIFICIO CIVIL MÁS BELLO QUE VER EN PARMA.

Así es. A lo largo y ancho de Italia (sobretodo, largo) se pueden visitar decenas de grandes catedrales, varios baptisterios y muchas pinacotecas. Sin embargo, no hemos visitado jamás ningún teatro como el Teatro Farnese. Por este motivo, si hay un solo lugar que ver en Parma por encima de los otros, es esta maravilla.

El Teatro Farnese fue construido en 1618 por Rannucio I, que fue el cuarto Duque de Parma. Según parece, Cosme II, el Gran Duque de la Toscana, debía pasar por Parma, de manera que los Farnese decidieron construir un teatro donde ofrecerle una representación de lo más digna, a tan ilustre visitante. Lo curioso es que finalmente Cosme II suspendió el viaje, de manera que el Teatro Farnese tardo varios años más en inaugurarse, hasta que la hija del Duque de Parma se casó con el hijo del toscano.

Sea como sea, este lugar es una maravilla construida íntegramente en madera de abeto de Friuli. Obra de Giovan Battista Aleotti, parece que se inspiró en el Teatro Olímpico que Palladio había construido en Vicenza (podéis leer más sobre este teatro, en nuestro artículo sobre los lugares que ver en Vicenza).

Las dimensiones son enormes: 87 metros de largo por 32 de ancho y permitía el acceso a 3000 espectadores. Una barbaridad teniendo en cuenta el tamaño de la corte parmesana. En fin, que se trata de uno de esos lugares ciertamente especiales y que de ninguna manera os podéis perder si vais a viajar a Parma.

Teatro Farnese Parma

Teatro Farnese Parma

GALERIA NACIONAL DEL PARMA

La ruta por el Complejo de la Pilota sigue con la Galería Nacional, que muestra parte de la obra que los Farnese fueron acumulando con el paso del tiempo.

Aunque desde luego es incomparable al de los mejores museos de Roma, esta Galería Nacional de Parma sí que dispone de algunas obras ciertamente importantes, includo un Leonardo (cabeza de muchacha), varios Corregio y Del Piombo, un Greco y un Van Dyck.

Galeria Nacional Parma
Parma
Corregio en Parma

BIBLIOTECA PALATINA

La visita al Complejo de la Pilotta se sigue con la Biblioteca Palatina. El problema es que a los turistas no nos dejan visitar la parte más destacada de la biblioteca, de manera que solo podemos conocer un par de salas. Una pena.

Biblioteca Parma

TEATRO REGIO

No es el Teatro Farnese el único que hay que ver en Parma. Por la tarde he reservado una visita (son en inglés o italiano) para visitar el Teatro Regio, que es un precioso teatro al estilo de los teatros operísticos europeos, con capacidad para algo más de 1000 espectadores.

Durante el recorrido, no solo se visita la sala, si no también algunos salones anexos profusamente decorados.

El origen del teatro debemos encontrarlo en el empeño de María Luisa de Austria de disponer de un teatro de estilo europeo, en la ciudad de la que era duquesa y donde fallecería en 1807.

Cuando el Ducado de Parma pasó de los Habsburgo austríacos a los Borbones, estos hicieron cambiar la decoración existente hasta la fecha y que era dominada por los colores de la Casa de Austria, por la que podemos ver en la actualidad.

Teatro Regio Parma

Teatro Regio Parma

PARCO DUCALE

Antes de buscar acomodo donde cenar, me dirijo al Parco Ducale, pulmón verde de la ciudad de Parma y situado en la otra orilla del río que da nombre a la ciudad.

Se trata de un parque diseñado en el siglo XVI. Allí se encuentra el conocido como Palazzo del Giardino. Es decir, el Palacio del Jardín. También es conocido como Palacio Ducal, fue construido por Octavio Farnese, segundo Duque de Parma.

En la actualidad desempeña funciones bastante más prosaicas, pues se trata de una de las sedes de los Carabinieri en la provincia de Parma.

Parco Ducale Parma

PLAZA GARIBALDI Y CALLE FARINI

Regresamos al centro histórico de la ciudad para buscar la que es una de las plazas más bellas que ver en Parma. Me refiero a la Plaza Garibaldi. Aquí se ubica la oficina de turismo, por cierto.

El edificio más significativo de esta plaza es el Palacio del Gobernador, cuya construcción se inició a principios del siglo XIII aunque nos ha llegado profundamente reformado.

Nos llama la atención el reloj de sol existente en la parte baja de la torre central. Fue mandado construir por la Duquesa María Luisa de Austria, la misma del Teatro Regio. Lo curioso es que se trata de un reloj de sol partido.

Qué ver en Parma

Esta plaza es uno de los lugares con más animación de Parma, pero aún hay más en la Calle Farini. Particularmente cuando cae la noche, porque esta calle está repleta de tabernas, enotecas y trattorias. Además, es uno de los lugares predilectos des los jóvenes para tomar el aperitivo, que aquí se hace antes de cenar o incluso sustituyendo la cena, ya que con la bebida suelen incluir algo de bebida.

Seguro que tampoco os pasa desapercibido la Prosciutteria, en el número 9 de esta calle. Se trata de una de las mejores tiendas donde comprar todo tipo de embutidos y quesos de la región, incluido el famoso prosciutto di Parma (el jamón) o el queso Parmiggiano-Reggiano (podéis leer aquí nuestra visita a un caseificio o productor de queso parmesano).

Prossciutteria Parma

QUÉ COMER Y DÓNDE COMER EN PARMA.

En Parma vais a comer muy bien. Sobretodo pasta y embutidos (y quesos).

Entre los embutidos, la estrella es el prosciutto crudo di Parma, que viene a ser como el jamón, aunque seguramente con mil matices, algo que levanta muchas suspicacias tanto entre españoles como italianos.

Pero no es este el único embutido de la región. Tanto el Culatello di Zibella, que también dispone de su propia DOP, como el Salame di Felino (IGP) o la Spalla Cotta di San Secondo nos encantaron.

Qué comer en Parma

En los restaurantes, los embutidos suelen acompañarse con la Torta Fritta, un cuadrado hecho de pasta de harina.

Comer en Parma

El queso estrella es, desde luego, el Parmigiano-Reggiano, que en España es conocido simplemente como parmesano. El envejecimiento mínimo es de 12 meses, aunque encontraremos parmesano de 24, 36 y hasta de 60 meses. Se trata, además, de un buen souvenir para llevarse a casa.

Entre la pasta, la más típica y que encontramos en todas las trattorias son los tortelli. Se trata de una pasta rellena que recuerda bastante al ravioli. Los hay de patata, de hieebas y de calabazas. También son habituales los anolini (otra pasta rellena) y los tagliolini (similar a los tallarines, algo más gruesos). Los tagliolini con culatello de Zibello están deliciosos.

Qué comer en Parma

Estas son dos trattorias bastante típicas y donde disfrutamos mucho de la comida:

  • TRATTORIA CORRIERI.
  • RISTORANTE ANGIOL D’OR. En la misma plaza de la Catedral.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (2)

Comentarios:

4 comentarios en “Qué ver en Parma en 1 día. Pequeña guía para visitar Parma.


Elías Santonja
2 de marzo de 2022

Espectacular, Parma. No sabía que visitar Parma merecía la pena. Hemos estado en Bolonia y Ferrara, pero vamos a regresar a la Emilia Romaña a principios de julio. Nos apuntamos la visita a Parma.

    Jordi Martinez Baylach
    15 de marzo de 2022

    Hola, Elías.
    Pues casi como nosotros. He necesitado 3 viajes a la Emilia Romaña para visitar Parma y la verdad es que merece mucho la pena.
    Un saludo!

Ramon Bermúdez
6 de marzo de 2022

Hola. ¿Sabes si se puede visitar Parma en 1 día desde Bolonia?
Gracias

    Jordi Martinez Baylach
    15 de marzo de 2022

    Hola León, aunque yo recomiendo pasar al menos 1 noche en la ciudad, creo que sí que se puede visitar Prama en una excursión de 1 día desde Bolonia. Hay 1 hora de tren solamente y el centro histórico está muy cerca de la estación.
    Saludos!

Leave an answer

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.