Qué ver en Génova

Génova fue una de las más importantes ciudades-estado de la Europa Medieval. Con el nombre de Serenísima República de Génova se repartía buena parte del pastel que suponía el comercio del Mediterráneo, al igual que las no menos importantes ciudades-estado de Pisa y Venecia.

Un estado, el de la República de Génova, fundado el año 1005 y que fue disuelto en 1797, tras la ocupación napoleónica, cuando Génova pasó a formar parte de Francia como estado satélite con el nombre de República de Liguria.

Atrás habían quedaron los siglos de mayor relieve, cuando los genoveses eran amos y señores del Mediterráneo, con todo tipo de posesiones de ultramar.

Uno de los momentos de máximo esplendor de Génova lo encontramos en los siglos XVI y XVII, con la élite genovesa enriquecida gracias al boyante comercio de ultramar y convertida, incluso, en prestataria de otras monarquías europeas, incluida la española.

Durante aquellos años, la aristocracia genovesa construyó un enorme número de palacios, particularmente a lo largo de una nueva vía abierta por aquel entonces, conocida como Strada Nuova (Calle Nueva). Los Spinola, los Balbi, los Lomellino o los Pallavicino, parecían luchar entre ellos a fin de dirimir quien disponía del mayor, mejor y más ornamentado de los palacios de la república.

Más de cien de aquellos palacios forman lo que se conoce como los Palacios del Rolli. Y 42 de ellos están incluidos dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad. Son algunos de los monumentos más bellos que ver en Génova (aunque de muchos de ellos solo podemos admirar su fachada, porque sigue tratándose de propiedades privadas).

Qué ver en Génova

Este sistema de los Palacios del Rolli se organizó de tal manera, que sus propietarios se convirtieron en los encargados de recibir a las gentes más importantes (dignatarios extranjeros, particularmente) que llegaban a Génova. Fueron los años en que los Palacios del Rolli albergaban a los huéspedes oficiales de la Serenísima República de Génova.

Hoy, Génova es la sexta ciudad más poblada de Italia y la capital de la Región de la Liguria. Aunque no se trata de la ciudad más turística del país, os aseguro que hay suficientes lugares de interés que ver en Génova como para dedicarle un par de días.

Además, desde Génova podéis realizar algunas excursiones, como la que os llevará a Portofino o incluso, a las preciosas Cinque Terre, probablemente la parte más turística de la Liguria italiana.

Qué ver en Génova

DÓNDE DORMIR EN GÉNOVA

CENTRAL CITY HOTEL. Una opción barata donde alojarse en Génova, muy cerca del centro (a diez minutos a pie de la Catedral). Las habitaciones son muy amplias. Las superiores, disponen de baño en su interior, pero las más económicas, no (queda justo enfrente). Resulta una muy buena opción si queréis disponer de un alojamiento muy correcto y que resulte bastante barato.

Dónde dormir en Génova

16 LUGARES QUÉ VER EN GÉNOVA EN 2 DÍAS

Estas son algunos de los lugares imprescindibles que ver en Génova. Os los incluyo en este mapa de la ciudad. Vais a requerir al menos dos días para visitar estos museos, palacios, iglesias y demás lugares de interés, aunque lo cierto es que todo ello se encuentra en el centro histórico de Génova o muy cerca.

1. PUERTO ANTIGUO

Empezamos nuestra visita a la ciudad de Génova por el Puerto Antiguo, que tiene una forma de cerrada media luna y que tanta prosperidad dio a la República de Génova.

Desde luego, mucho ha cambiado desde la Edad Media, cuando estaba considerado como uno de los puertos más importantes del Mediterráneo (aunque no hay que olvidar que el Puerto de Génova, el nuevo, sigue siéndolo). Pero lo cierto es que este Puerto Viejo se trata de una de las zonas más atractivas de la Génova del siglo XXI y, además, está repleta de atractivos, incluyendo algunos de los lugares imprescindibles que ver en Génova, como el Acuario o el Museo del Mar, de los que enseguida os hablaré.

En la parte occidental del Puerto Antiguo encontramos uno de los símbolos de la ciudad. Me refiero a su faro, conocido popularmente como La Linterna. Fue construido en el siglo XVI, que se sabe de la existencia de un faro en esta localización desde el primer tercio del siglo XII.

En la actualidad, la Linterna sigue siendo una espléndida atalaya, pues podéis subir hasta lo alto de la misma.

Además de muchas embarcaciones deportivas y las que permiten disfrutar de los paseos marítimos (una hora de duración, aproximadamente), en el Puerto Antiguo encontramos la reproducción de una antigua carabela a la estilo de las que todos tenemos en la cabeza cuando pensamos en la Conquista de América por parte de Colón.

En realidad, se trata del galeón Neptuno, construido en 1984 para la película Piratas, dirigida por Roman Polanski.

Puerto antiguo de Génova

2. ACUARIO DE GÉNOVA

Uno de los lugares imprescindibles que ver en Génova si vais a viajar con niños es el fabuloso Acuario de Génova, localizado en el mismo Puerto Antiguo.

Aunque no es una atracción barata (podéis comprar aquí las entradas anticipadamente, o en este segundo enlace para que os incluya también la entrada al faro de Génova, con descuento),  se trata de un lugar que ciertamente impresiona. Con una exposición de más de 27.000 metros cuadrados que incluye 71 tanques, está considerado el mayor acuario de Europa.

Acuario de Génova

El tanque de los escualos resulta verdaderamente espectacular, aunque entre las más de 400 especies existentes en el acuario, nuestras favoritas son los enormes manatíes, los divertidos pingüinos y los curiosos caballitos de mar.

Acuario de Génova

Acuario de Génova

3. BIGO

Muy cerca del Acuario de Génova encontramos el Bigo. Se trata de un ascensor panorámico diseñado por el arquitecto genovés ganador del Premio Pritzker, Renzo Piano (suyo es también, parte del acuario) con motivo del quinientos aniversario del Descubrimiento de América, en 1992.

Bigo de Génova

El ascenso te lleva hasta los 40 metros de altura, desde donde se disfruta de unas maravillosas vistas de 360 grados del Puerto Viejo de Génova y de la Ciudad Vieja.

Lugares que ver en Génova

4. GALATA MUSEO DEL MAR Y SUBMARINO

Entre los más importantes museos que ver en Génova destaca el Museo del Mar, cuya estructura fue diseñada también por Renzo Piano.

No podría faltar en una ciudad que ha basado buena parte de su prosperidad en el comercio marítimo, la existencia de un museo dedicado al mar.

Este museo se estructura en una planta baja y cuatro pisos. En ellos se relata la milenaria historia de amor entre Génova y el Mar, el desarrollo de algunas de las naves más importantes creadas por los genoveses a lo largo de la historia, como las galeras o los bergantines, o los viajes del navegante Cristóbal Colón, cuyo origen era probablemente genovés, aunque lo cierto es que jamás se ha podido comprobar este extremo.

Museo del Mar de Génova

Sin embargo, las zonas más emotivas las encontramos en los pisos superiores. En el tercer piso nos cuentan la historia de la emigración italiana del siglo XIX y XX con destino a América, mientras que en el último se relata el infausto final del Andrea Doria, transatlántico construido en los astilleros de Génova y que fue considerado como más bello del mundo.

Además, si el Museo Galata debe ser incluido entre los lugares imprescindibles que ver en Génova si vais a viajar con niños, es porque la entrada da acceso también a un enorme submarino, el S518 Nazario Sauro, que fondea en el Puerto Antiguo de Génova.

Museo del Mar de Génova

Museo del Mar de Génova

5. PALACIO REAL

El Palacio Real, hoy formalmente Museo del Palacio Real, es uno de los 42 palacios del Rolli incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Recibe el nombre de Palacio Real porque fue adoptado por los Savoia como su residencia en Génova.  También es conocido como Palacio Balbi, pues fueron Stefano Balbi y Gio Francesco Balbi II quienes mandaron edificarlo a partir de 1620.

Palacio Real de Génova

Se trata, probablemente, del más bello de los palacios que ver en Génova, de manera que no os lo podéis perder.

También conocido como Palacio de Stefano Balvi o Balvi-Durazzo, fue construido en el siglo XVII por orden de la familia Balvi. Algo más tarde, Eugenio Durazzo lo decora en estilo barroco, que es lo que podremos ver en la actualidad, aunque al menos es salón del trono fue ornamentado ya por los Savoia.

Palacio Real de Génova

Merece la pena visitar el Palacio Real, no solo por sus estanciaS, incluyendo el bello Salón de los Espejos, si no también para disfrutar de algunas de sus obras de arte, que incluyen varios Van Dyck y Luca Giordano.

Palacio Real de Génova

Palacio Real de Génova

6. IGLESIA DE LA SANTISSIMA ANNUNZIATA DEL VASTATO

He incluido tres iglesias entre los lugares más importantes que ver en Génova. La primera, la Iglesia de la Santissima Annunziata del Vastato, se encuentra a solo 100 metros del Palacio Real.

Su estructura externa, con la fachada principal neoclásica, no hace suponer la maravilla que su interior aguarda. Probablemente se trate de la iglesia más bella de Génova, de manera que no os la podéis perder.

Santissima Annunziata del Vastato Génova

Santissima Annunziata del Vastato Génova

Se trata de una iglesia de tres naves, cuya bóveda está sustentada por enormes columnas festoneadas y ornamentadas con capiteles corintios. Las pinturas (y las obras de adaptación) fueron costadas por la familia Lomellini, de las más acaudaladas en la Génova del siglo XVI y XVII gracias al comercio coralino. A cambio, los Lomellini utilizaron la iglesia como capilla familiar.

Los ciclos de la bóveda son realmente espectaculares. Fueron llevados a término por los hermanos Giovanni y Giovanni Batista Corlone y representan varios pasajes del Nuevo Testamento. Giocchino Aserato y Andrea Ansaldo también colaboraron con el ciclo pictórico. Este último, se encargó de la cúpula, reflejando la Ascensión de la Virgen, que es a quien está dedicada la iglesia.

Santissima Annunziata del Vastato Génova

7. GALERIA NACIONAL DEL PALACIO SPINOLA

También forma parte de los Palacios del Rolli y de lugares inscritos dentro de la lista del Patrimonio Mundial el Palacio Spinola. Es la sede de la Galería Nacional.

Este Palacio fue construido por Francesco Grimaldi a finales del XVII. Después pasó a los Pallavicino, posteriormente a los Doria y finalmente a los Spinola. Apellidos que se van repitiendo en muchos de los palacios que hay que ver en Génova.

Al igual que en el caso del Palacio Real, este palacio merece la pena ser visitado tanto por su aspecto palaciego, muy al gusto barroco (también aquí encontramos una Galería de los Espejos), como por las obras de arte exhibidas, algunas de ellas realizadas por maestros internacionales de la talla de Van Dyck, Rubens, Guido Reni o Luca Giordano.

Galería Nacional de Génova

También se pueden visitar las cocinas históricas, así como una última planta, que recibe el nombre de Galería Nacional de Liguria y que está dedicada, fundamentalmente, a artistas locales, pero que también incluye a maestros internacionales que dejaron su huella en Génova, al pasar por la ciudad.

Galería Nacional de Génova

Galería Nacional de Génova

8. LOS MUSEOS DE LA STRADA NUOVA: EL BIANCO Y EL TURSI

Con el nombre de Strada Nuova (Calle Nueva) se conoció a la nueva vía abierta durante el siglo XVII, al reurbanizarse la ciudad de Génova, una ciudad donde hasta aquel momento lo que predominaban eran las estrechas callejuelas medievales.

A lo largo del siglo XVII, las familias más acaudaladas de la Génova de la época edificaron aquí sus palacios. Una quince de los cuarenta y dos Palacios del Rolli incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad se ubican en la ahora conocida como Vía Garibaldi.

Tres de aquellos palacios forman lo que ahora se conoce como los Museos de la Strada Nuova. Son el Palazzo Bianco, el Palazzo Tursi y el Palazzo Rosso. Los tres forman parte de un mismo recorrido museístico y se visitan con la misma entrada. Sin embargo, el Palazzo Rosso no puede visitarse en la actualidad, por estar en obras.

El Palazzo Bianco está considerado como la principal pinacoteca que ver en Génova. Tampoco os penséis que se trata de un Museo del Prado, desde luego. Pero sus fondos sí que disfrutan de un Caravaggios, varios Rubens y Van Dyck y hasta de una pequeña muestra de pintura barroca española, que incluye Zurbaranes y Murillos.

Museos de Strada Nuova de Génova

Un pasaje permite el acceso al Palacio Tursi. Aquí las colecciones principales son de mayólica y numismática, aunque lo más interesante llega al final en la conocida como Sala Paganini. Esta sala rinde tributo al famoso compositor genovés y exhibe un par de sus violines.

Museos de Strada Nuova de Génova

9. PALACIOS TOBIA – PALLAVICINO Y DE ÁNGELO GIOVANNI SPINOLA

Otro de los palacetes que no hay que perderse en Strada Nuova es el Tobia-Pallavicino, aunque debéis tener en cuenta que no siempre está abierto al público, porque se trata de una residencia privada que en la actualidad acoge a la Cámara de Comercio de Génova.

Es uno de los puntos culminantes de esta muy atractiva ruta guiada por el centro de Génova, que permite disfrutar de la maravilla barroca que supone la conocida como Sala Dorada del Palacio Tobia-Pallavicino. Por momentos creeremos que nos encontramos en el mismísimo Palacio de Versalles.

Palacio Tobia-Pallavicino de Génova

Palacio Tobia-Pallavicino de Génova

Palacio Tobia-Pallavicino de Génova

No menos espectacular resulta el Palacio de Angelo Giovanni Spinola (casi, frente del anterior). En la actualidad es la sede del Deutsche-Bank, de manera que al menos podéis visitar el atrio de entrada, con sus bóvedas decoradas, así como la planta baja.

Si vuestra visita a Génova coincide con los Rolli Days, cuando muchos de los palacios ofrecen visitas guiadas gratuitas, no os perdáis el salón noble de la primera planta. Con una enorme bóveda donde se representa a Alejandro Magno y de la que se descuelga una monumental lámpara de araña, es uno de los lugares más espectaculares de la ciudad de Génova.

Palacio de Angelo Giovanni Spinola Génova

Palacio de Angelo Giovanni Spinola Génova

Palacio de Angelo Giovanni Spinola Génova

10. CATEDRAL DE GÉNOVA

Como os dije, entre los lugares que ver en Génova he incluido tres iglesias. La más importante es la Catedral de San Lorenzo, que fue construido entre los siglos XII y XIV.

Por desgracia, los andamios evitan que podamos disfrutar de su fachada occidental, que es gótica y posterior a las naves. El interior, que incluye un riquísimo programa iconográfico, merece la pena. Además, todas las iglesias de Génova son gratis.

Cátedral de Génova

Lo que más nos gustó fue la Capilla de San Juan Bautista, adherida a la nave norte, que contiene las cenizas de San Juan Bautista; en la parte interna del muro occidental (por dentro de la fachada principal) hay que fijarse en el fresco del Juicio Final, atribuido a algún pintor bizantino de principios del silo XIV.

Cátedral de Génova

11. PALACIO DUCAL

El Palacio Ducal es otro de los más elegantes palacios que ver en Génova. Desde su construcción en el siglo XVI se convirtió en la sede del gobierno. El trazado actual se debe a las reformas acontecidas en el siglo XVIII, después de que el Palacio Ducal sufriera un grave incendio.

En la actualidad, sin embargo, se desempeña como auténtico dinamizador del panorama artístico de la ciudad. Cuando visitamos la ciudad se estaba programando una muestra de Monet, que había traído a la ciudad de Génova más de cincuenta obras del impresionista francés.

Palacio Ducal de Génova

12. IGLESIA DEL GESÙ (O DE LOS SANTOS AMBROSIO Y ANDRÉS)

La tercera de las iglesias que hay que visitar en Génova es la de San Ambrosio y San Andrés, también conocida como El Gesù, por haber pertenecido a la orden de los Jesuitas. Su fachada principal da a la Plaza Matteotti, que es donde está el Palacio Ducal.

El interior resulta nuevamente espectacular (como casi siempre, en las iglesias jesuíticas). Más si cabe que la propia catedral, con pinturas, murales y frescos por doquier. Y mucho durado también.

Il Gesu de Génova

Entre las obras de arte que esta iglesia cobija, destacan dos obras de Rubens (la Circuncisión, en el Altar Mayor, y el Milagro de San Ignacio, en una de las capillas laterales) y otras de importantes pintores barrocos, como Guido Reni.

iglesias más bonitas que ver en Génova

13. PLAZA DE FERRARI Y TEATRO CARLO FELICE

Salimos del Gesù y nos acercamos a la más importante de las plazas que ver en Génova. Está a dos minutos a pie de la iglesia de los Jesuitas y recibe el nombre de Piazza Rafaele de Ferrari.

Plaza Ferraride Génova

La plaza está dominada en el centro por una enorme y monumental fuente y está circundada por importantes edificios, incluyendo el Teatro Carlo Felice, de fachada neoclásica, el Palacio de la Bolsa, el Palacio de la Región de la Liguria y la fachada lateral del Palacio Ducal.

Plaza Ferraride Génova

14. PORTA SOPRANA

En cinco minutos llegamos a Porta Soprana, una de las pocas puertas de la Génova medieval que ha llegado a nuestros días. Con sus dos torreones, también era conocida como Puerta de San Andrés, porque se abría junto al Monasterio consagrado en honor a este santo.

Era la entrada principal a la ciudad del siglo XII y se abría a las murallas del Barbarossa, que era así como se conocían.

Porta Soprana de Génova

15. CLAUSTRO DE SAN ANDRÉS

Por desgracia, el Monasterio de San Andrés, del que os acabo de hablar, no ha resistido al paso del tiempo. No fueron ni fenómenos naturales ni guerras quienes se lo llevaron por delante. Fue el progreso y la nueva urbanización de Génova llevada a cabo a principios del siglo XX, quien mandó derruirlo.

Lo único que nos ha quedado es el magnífico claustro románico, hoy convertido en una pequeña isla de paz en medio de la gran ciudad. Se trata de unos de los lugares más románticos que ver en Génova y es de acceso libre.

Claustro de San Andres de Génova

16. CASA DE CRISTÓBAL COLÓN

Aunque toda esta zona quedó muy afectada con las demoliciones promovidas por la nueva organización urbanística, la presunta Casa de Colón sí que se preservó.

Lo cierto es que no se sabe del cierto si Colon era o no genovés, de manera que esta casa-museo se presenta como el lugar donde vivió de joven el famoso navegante. Más aún, esta pequeña casa compuesta por planta baja y primer piso, no es es más que una reconstrucción del siglo XVIII, pues la original fue destruida en un bombardeo francés de finales del siglo XVII.

Casa de Colón de Génova

17. ARCO DE LA VICTORIA

Si desde la Porta Soprana tomamos la Galleria Cristoforo Colombo (un largo túnel) y seguimos por Ipolitto d’Aste, llegaremos a la Piazza della Vittoria, que es donde se encuentra el monumental Arco de la Victoria.

Al más puro estilo romano, aunque este arco del triunfo es del siglo XX, está dedicado a los genoveses caídos durante la Primera Guerra Mundial. Fue inaugurado en 1931.

Arco de la Victoria de Génova

Y hasta aquí esta lista de los 17 lugares imprescindibles que ver en Génova, una ciudad que sin poderse comparar a Roma o Florencia (obviamente), bien merece una visita de un par de días.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (1)

Comentarios:

4 comentarios en “17 lugares que ver en Génova en 1 día (o en 2)


Sergio
23 de mayo de 2022

Qué manera de exprimir tu visita a Génova, Jordi. Cuanto contenido. La verdad es que no he estado nunca por allí, pero me has generado bastante expectativa :). Esos palacios son una maravilla. ¡Gracias por las recomendaciones!

Los viajes de Héctor
23 de mayo de 2022

He pasado varias veces por Génova en coche, pero no se me había ocurrido darle una oportunidad…después de leerte quizás lo haga si vuelve a surgir la ocasión…el Palacio Real me ha parecido fabuloso y si encima hay 41 más que son patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pues….

De iglesias y catedrales estoy un pelín más saturado, pero dos o tres seguro que caerían, de modo que apunto las que recomiendas tú.

Saludos.

Cristina
23 de mayo de 2022

¡Qué cantidad de patrimonio tienen las ciudades italianas! La verdad es que después de leer el artículo dan muchas ganas de marcarse un viaje por Génova y el Cinque Terre.

Habrá que hacerlo coincidir con los Rolli Days, y dejar más días para ver Génova de lo que pensaba.

¡Gracias por la info! Un saludo.

    Jordi Martinez Baylach
    13 de junio de 2022

    Así es, Cristina. Hay bastante que ver en Génova, de manera que merece la pen a dedicarle un par de días. Y si coincide con los Rolli Days, mucho mejor.
    Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.