Qué ver en Karlovy Vary

Karlovy Vary es la más importante de las ciudades balnearias de la República Checa y una de las mejores excursiones que se pueden hacer desde Praga.

Aunque Karlovy Vary adquirió notoriedad como ciudad balnearia a partir del siglo XIX, tras las publicaciones realizadas por los médicos David Becher y Josef von Löschner, la leyenda cuenta que las propiedades curativas de las aguas de Karlovy Vary son conocidas desde mediados del siglo XIV.

Según parece, estando el Emperador Carlos IV en el cercano castillo de Loket, organizó una expedición a los bosques que rodean la actual Karlovy Vary, donde habría sufrido un accidente. Gracias al descubrimiento del agua de un manantial existente en Karlovy Vary, Carlos IV curó su pierna herida.

Es por este motivo que la ciudad habría sido conocida como Karlsbad. Es decir, los baños de Carlos, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Los años pasaron, y fue a partir del siglo XIX cuando Karlovy Vary se conviertió en destino predilecto de la aristocracia europea. La importancia de la ciudad como población de tradición balnearia es tal que Karlovy Vary fue incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad, junto a otras diez ciudades europeas de importante tradición termal.

Además de Karlovy Vary, otras dos poblaciones checas fueron incluidas en la lista del Patrimonio Mundial. Son Františkovy Lázně y Mariánské Lázně, que junto a la antigua Karlsbad forman el triángulo de ciudades balnearias checas.

Qué ver en Karlovy Vary

CÓMO LLEGAR A KARLOVY VARY DESDE PRAGA

Nosotros realizamos una excursión a Karlovy Vary desde Praga, regresando a la capital checa al atardecer.

Sin embargo, es habitual que visitantes centroeuropeos decidan visitar Karlovy Vary durante varios días, aprovechando las propiedades terapéuticas de los manantiales aquí existentes para realizar distintos tratamientos hidroterápicos.

EXCURSIÓN ORGANIZADA DESDE PRAGA. Incluye el transporte y la visita guiada a la población. Tras el recorrido guiado, os dejaran un par de horas y media para recorrer los lugares más importantes que ver en Karlovy Vary a vuestro aire. Es una muy buena opción.

AUTOBÚS. El autobús para llegar a Karlovy Vary desde Praga parte de la Estación Florenc. Hay al menos 1 autobús por hora y tarda dos horas en completar el trayecto hasta Karlovy Vary.

Visitar Karlovy Vary

Qué ver en Karlovy Vary

QUÉ VER EN KARLOVY VARY

Os dejo con los lugares imprescindibles que ver en Karlovy Vary, en un recorrido que os llevará unas cuatro horas completar.

CALLE MASARIKA

Empezamos nuestro paseo por Karlovy Vary paseando por la calle T.G. Marasyka, que lleva el nombre del fundador de la república de Checoslovaquia.

Luego regresaremos aquí porque justo al principio de la calle se encuentra una de los lugares más interesantes que ver en Karlovy Vary. Me refiero al Centro de Visitantes de la Becherovka, situado en el edificio histórico Steinberky, que es la fábrica original de este licor de raíces, especias y 20 hierbas, auténtico icono checo.

Esta calle T.G. Marasyka es la principal de lo que podríamos llamar la ciudad local de Karlovy Vary. Es decir, es aquí donde residen parte de los lugareños, en bonitos edificios de dos y tres plantas, la mayoría decimonónicos, muy al estilo centro europeo y con fachadas pintadas de varios colores.

Aunque en esta zona no hay muchos hoteles, merece la pena fijarse en el maravilloso Hotel Ambassador, una verdadera joya arquitectónica diseñada por los arquitectos vieneses Ferdinand Fellner y Hermann Helmer, en 1901.

Un poco más adelante encontraremos la estatua de T.G. Marasyka, que ya hemos dicho que fue el fundador de Checoslovaquia. Se tuvo que añadir su nombre en el pedestal, pues su parecido con Lenin provocaba que los muchos visitantes rusos que hasta aquí llegaban, pensaran que se trataba del líder de la revolución bolchevique, hasta el punto de llevarse flores.

Qué ver en Karlovy Vary

Visitar Karlovy Vary

ALZBETINY LAZNÉ

Al final de T.G. Marasyka se abre un pequeño parque al final de cual se alza un bonito edificio.

Merece la pena acercase hasta aquí, porque se trata del Alžbětiny lázně, que era uno de los seis balnearios públicos originales de Karlovy Vary y que lleva el nombre de la emperatriz Isabel de Baviera.

Fue construido a principios del siglo XX, en un estilo a medio camino entre el Art Nouveau y el neobarroco. En aquel momento de dominio germánico, los baños eran conocidos como Elisabethbad.

Balnearios de Karlovy Vary

LA CIUDAD BALNEARIA Y EL HOTEL TERMAL

Ahora sí, cruzamos el puente sobre el río Teplá, para acceder a lo que podríamos llamar la ciudad balnearia.

A partir de aquí se van a suceder los hoteles-balneario, en cuyas instalaciones se ofrecen todo tipo de tratamientos relacionados con las propiedades terapéuticas del agua.

Uno de los que primero encontramos, a mano izquierda, es de los más importantes, aunque también de los estéticamente menos agraciados en su exterior. Me refiero al Hotel Thermal, considerado una joya del brutalismo arquitectóinico.

Aquí encontramos la sede del Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, que en 2022 celebra su edición número 56.

Hotel Thermal Karlovy Vary

LOS PARQUES Y LAS COLUMNATAS DE KARLOVI VARY

Cruzamos nuevamente el río Teplá por otro puente, para seguir nuestro recorrido por la ciudad balnearia. A nuestra derecha quedan frondosos parques.

parques Karlovy Vary

Posteriormente, iremos encontrando una sucesión de columnatas, algunas erigidas en metal, otras en madera y otras en piedra, que son uno de los emblemas que ver en Karlovy Vary.

También encontramos varias decenas de fuentes termales públicas. Es casi preceptivo comprar una taza de balneario (las venden en todas las tiendas de souvenirs) a fin de ir degustando las distintas fuentes termales, cuyas aguas fluyen a distintas temperaturas (a 72 grados, la más caliente).

Estas tazas de balneario, habitualmente de cerámica, permiten que agua el acceda, mediante sorbos, a la parte posterior de la boca sin pasar por los dientes. Se trata de un invento del siglo XIX, necesario cuando los visitantes se dieron cuenta que las propiedades altamente ferruginosas de las aguas medicinales de Karlovy Vary terminaban por manchar los dientes.

Una de las más bellas columnatas es la Columnata del Parque, construida en metal, en estilo neobarroco. Aquí degustamos por vez primeras las calientes aguas de Karlovy Vary.

Columnata Parque Karlovy Vary
Karlovy Vary
Otra de las columnatas destacadas que ver en Karlovy Vary es la conocida como Columnata del Molino. Es la mayor de todas, con más de 130 metro de longitud.

Esta columnata, edificada en piedra, es una obra de Josef Zítek, un importante arquitecto checo que es también quien diseñó el Teatro Nacional de Praga. La Columnata del Molino se construyó en estilo neorrenacentista a partir del 1871. La obra incluye doce esculturas alegóricas que representan los meses del año y cinco fuentes de agua termal.

Columnata del Molino Karlovy Vary
Columnata del Molino Karlovy Vary

Muy cerca encontramos la Columnata del Mercado, construida en madera pintada de color blanco. Aquí encontramos dos fuentes termales más. Casi enfrente, se alza la Columna de la Peste, de estilo barroco y dedicada a la Santísima Trinidad. Por lo visto, la ciudad se libró de la plaga.

Columnata del Mercado Karlovy Vary

Columnata del Molino Karlovy Vary

 Karlovy Vary

LA COLUMNATA TERMAL Y EL GEISER DE KARLOVY VARY

La última de las columnatas que ver en Karlovy Vary es también la más moderna de todas. Es conocida como Columnata Termal. Fue construida en 1975, en hormigón armado vidriado, en estilo funcionalista, bajo un diseño de Jaroslav Otruba.

Lo más interesante en este pabellón (porque más que una columnata, en este caso de trata de un pabellón) es el geyser que emana agua a 72 grados de temperatura, de forma continua. El chorro alcanza los 12 metros de altura.

geiser de Karlovy Vary

 Karlovy Vary

TEATRO MESTKÉ

Seguimos paseando por el precioso paseo ribereño. A ambas orillas se alzan imponente edificios. La mayoría decimonónicos, aunque algunos de ellos de preciosas trazas Art Decó, que era el estilo llegado de Viena y que pujaba fuerte a principios del siglo XX.

Karlovy Vary

 Karlovy Vary

También nos llama la atención el precioso teatro neobarroco de tonos amarillentos, alzado también a orillas del Templá. Imprescindible en una ciudad a la que llegaban las gentes acomodadas de Centroeuropa (y también se Rusia) a pasar largas temporadas.

Teatro de Karlovy Vary

GRANHOTEL PUPP

El paseo termina en el Granhotel Pupp, quizá el más lujoso que ver en Karlovy Vary, cuyo origen debemos encontrarlo en 1701.

Desde luego, ha sido renovado en varias ocasiones y su interior es una auténtica maravilla, propio de los grandes palacetes europeos. Merece la pena echarle un vistazo, aunque quizá alojarse aquí quede fuera de vuestras posibilidades.

En el Granhotel Pupp es donde se alojan las más importantes estrellas del Séptimo Arte que acuden al Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

 Karlovy Vary

 Karlovy Vary

EL FUNICULAR Y LA TORRE DE DIANA

A dos minutos a pie del Granhotel Pupp encontramos la estación inferior del funicular que nos llevará hasta la torre de Diana.

Este funicular, en funcionamientos desde 1909, hace el trayecto cada 15 minutos, permitiendo alcanzar en muy pocos minutos la cima de esta colina desde la que se dispone de unas excelentes vistas de Karlovy Vary y de los alrededores. Particularmente, desde la Torre de Diana, una torre de observación de cuarenta metros de altura.

Funicular de Karlovy Vary

Desde aquí se pueden tomar distintas rutas de senderismo, disfrutar de su mini-zoo y mariposario o tomar un tentempié en el restaurante existente.

 Karlovy Vary

IGLESIA RUSA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

Casi que nuestro último objetivo en Karlovy Vary es la preciosa iglesia rusa de San Pedro y San Pedro. Desde el siglo XIX eran legión los visitantes rusos que llegaban a Karlovy Vary para disfrutar de las propiedades curativas de sus aguas y de su entorno.

Ellos fueron los responsables de recaudar el dinero suficiente para erigir esta preciosa iglesia rusa de estilo bizantino y cúpulas bulbosas, que se ha convertido en uno de los monumentos más bellos que ver en Karlovy Vary.

iglesia Rusa Karlovy Vary

La iglesia sigue en funcionamiento, de manera que podéis visitar su interior. Regresamos casi al punto de inicio de nuestra ruta por Karlovy Vary tomando Krále Jiřího, una calle que nos impresiona por las decenas de enormes torres, convertidas algunas de ellas en hoteles boutique.

Qué ver Karlovy Vary

Qué ver Karlovy Vary

Qué ver Karlovy Vary

Qué ver Karlovy Vary

CENTRO DE VISITANTES BECHEROVKA

Ahora sí, llegamos al último de los lugares que ver en Karlovy Vary de forma obligatoria. Me refiero al Centro de Visitantes Becherovka, que ofrece recorrido guiados por la que podríamos llamar la Experiencia Becherovka.

CENTRO DE VISITANTES BECHEROVKA

CENTRO DE VISITANTES BECHEROVKA

El tour por las dependencias donde se elaboraba este famoso licor de hierbas checo, merece mucho la pena. Aquí aprendemos acerca de la historia de este brebaje, elaborado por vez primera vez en 1807, por Josef Becher, y que ha dado fama mundial a la población de Karlovy Vary, donde sigue elaborándose el Becherovka, más de dos siglos después.

La visita termina con la obligada cata de cuatro de las variedades que aquí se elaboran y el paso por la tienda.

Visitar Becherovka Karelovy Vary

La verdad es que visitar Karlovy Vary merece mucho la pena. Una población de mucho interés, que supone una de las mejores excursiones desde Praga y que haríais bien de incluir durante un viaje a la República Checa.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (2)

Comentarios:

4 comentarios en “Qué ver en Karlovy Vary, la ciudad balnearia más bella de República Checa.


Hernan
10 de julio de 2022

Me encantó Karlovy Vary, aunque no pensamos en visitar la Becherovka. Quizá la excursión que más me gustó desde Praga.

    Jordi Martinez Baylach
    13 de julio de 2022

    Hola Hernán,
    Visitar Karlovy Vary es muy chulo. Y la Becherovka merecen la pena, aunque la anterior vez que visitamos Karlovy Vary, tampoco la viditdmoy.

Tania Sanchez
10 de julio de 2022

Hola. Visitaremos Praga en septiembre y tenemos 2 días para excursiones. ¿Cuál nos aconsejas?

    Jordi Martinez Baylach
    13 de julio de 2022

    Uf, difícil! Quizás Cesky Krumlov y Karlovy Vary son nuestras excursiones preferidas. Pero Kutna Hora o Pilsen, con su cervecera, también nos encantaron.
    Un saludo, Tania.

Leave an answer

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.