Cuevas Can Marça

La Cueva de Can Marçà de Ibiza, situada en la costa norte de la isla, es uno de los más significativos atractivos naturales que merece la pena conocer en Ibiza, un destino que es mucho más que sol, playa y fiesta.

Es verdad que las Cuevas de Can Marçà no son tan famosas ni tampoco tan impresionantes como las Cuevas del Drach de Mallorca. Sin embargo, su conjunto de estalagmitas y estalactitas no dejan de asombrar tanto a mayores como a pequeños, de manera que seguro que os van a encantar si tenéis la posibilidad de conocerlas.

CUEVA DE CAN MARÇÀ. DATOS PRÁCTICOS.

HORARIOS

  • HORARIO DE INVIERNO (de Noviembre a Abril): de 10:30 a 17:30.
  • HORARIO DE VERANO (de Mayo a Octubre): de 10:30 a 20:00.

La Cueva de Can Marçà permanece cerrada los días 25 de diciembre y 1 de enero.

PRECIO DE LA ENTRADA

  • Adultos: 11 €
  • Niños 5-12 años: 7 €
  • Menos de 5 años: gratis.

CÓMO LLEGAR

Debéis llegar a ella en coche propio o de alquiler. Hay aparcamiento en el mismo lugar. Os dejo aquí en enlace de Google Maps.

ALOJAMIENTO

Ibiza es una isla pequeña, de manera que os aconsejo que tengáis el alojamiento en algunos enclaves con más ambiente como Ibiza ciudad, Sant Antoni de Portimany o Santa Eulalia. Aquí podéis ver algunos buenos hoteles en Santa Eulalia Ibiza.

CUEVA DE CAN MARÇÀ. DÓNDE ESTÁN, QUÉ SON Y QUÉ SE VISITA.

La Cueva de Can Marçà, como os digo, se sitúa en la costa norte de Ibiza, a apenas cuatro kilómetros de la población de Sant Miquel de Balansat, un pequeño pueblo de apenas dos mil habitantes que pertenece al municipio de Sant Joan de Labritja.

En realidad, la Cueva de Can Marçà se sitúa en los acantilados de la parte costera de este pueblecito. Es lo que recibe el nombre de Port de Sant Miquel, una preciosa bahía natural que dispone de su propio aparcamiento, donde podréis dejar el coche para dirigiros a la entrada de la cueva. Esta entrada se ubica en medio del acantilado, a unos catorce metros de altura sobre el nivel del mar.

En cualquier caso, Ibiza es una isla pequeña, de manera aunque tengáis el alojamiento en Ibiza capital, Sant Antoni de Portimany o Santa Eurària des Riu, no tardaréis más de treinta minutos en llegar a las Cuevas de Can Marçà en coche.

El origen de la Cueva de Can Marçà debemos encontrarlo allí por lo que los geólogos llaman el periodo cuaternario. Los expertos han cifrado la antigüedad de la cueva en unos cien mil años. Se trata de un espacio que ocupa unos 8500 metros cuadrados y que está lleno de espeleotemas de calcita, incluyendo las típicas estalagmitas y estalagtitas, algunas de ellas unidas formando las más robustas columnas.

Esta cueva fue explorada a partir de los años setenta del siglo pasado por parte del espeleólogo belga Jean Pierre Van der Abeelle, que se valió de los conocimientos de los vecinos, que sabían de la existencia de una cuevas que ya eran utilizadas por contrabandistas de principios de siglo XX para esconder su mercancía.

Con el tiempo, las distintas galerías de la cueva de Can Marçà se adecuaron a fin de que pudieran acoger visitas turísticas, algo que sucedió a partir de 1980.

El recorrido por el interior de la Cueva de Can Marçà tiene unos 350 metros de longitud y se completa en poco más de media hora. Se trata de una visita guiada y comentada en varios idiomas.

Durante el trayecto se pasan por distintas salas, incluyendo la conocida como Sala de la Cascada, que es donde se asiste a un espectáculo de luz y sonido. Se trata de un espacio de lo más curioso por que estas cascadas están formadas por lagunas naturales cuya agua ha sido tintada con colorantes fluorescentes.

Cueva de Can Marçà

No se trata de un recorrido circular, si no que la salida se realiza a través de un túnel artificial. Desde aquí se vuelve a bajar en dirección al aparcamiento.

Merece la pena comentar que no solo el recorrido por la Cueva de Can Marçà tiene interés, si no que las vistas que se disfrutan desde el sendero de acceso a la misma, con la bahía del Port Sant Miquel como telón de fondo, resultan verdaderamente magníficas.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (2)

Leave an answer

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.